El legado de Karl Søndersøn

Nota del editor. La relación de la vida de Karl Søndersøn que titulamos Todos los relatos para la pira ha sido eliminada de este sitio de Internet por orden del albacea y propietario de los derechos de autor del difunto noruego, quien ha decidido permanecer anónimo. Este nos ha demandado legalmente. Insiste además en que nuestra versión debe ser reeditada y corregida, pues halló muchas inexactitudes en ella. Ofrecemos disculpas al anónimo querellante y, en acatamiento a su petición, publicamos la siguiente nota escrita por el profesor Bjørn Gjertsen, que habrá de ser la introducción de la futura edición corregida de Todos los relatos para la pira.

*****

cropped-white-roseKarl Søndersøn nació en la provincia noruega de Nordland en 1945 y residió en Guatemala a partir de 1965. Aunque la fecha exacta es incierta, murió en los albores del siglo XXI, tal como se asegura en un conocido estudio publicado por un ensayista guatemalteco en 2012 sobre la obra y vida del desconocido escritor noruego, la mayoría de cuyos trabajos quedaron engavetados en los escritorios de editores de libros y periódicos de Guatemala. Este volumen reúne la relación de algunos de los hechos de Søndersøn.

Pocos han sido capaces de ahondar en el corazón del nórdico, cuyas cenizas finalmente fueron trasladadas al Cimetière du Père Lachaise, en París, Francia, donde descansan junto a Miguel Ángel Asturias, Honoré de Balzac, Guillaume Apollinaire, Enrique Gómez Carrillo, Marcel Proust, Oscar Wilde y Carlos Fuentes, como fiel cumplimiento de la última voluntad de Søndersøn.

Este libro pone al descubierto algunas de las características de la personalidad del eterno aprendiz de bardo que él mismo afirmaba ser, quien durante su vida buscó sin tregua un lugar para sí mismo, como si tratara de encontrar las dos islas danesas que adornaban su apellido: Søndersøn.

Unos cuantos años antes de morir, Karl Søndersøn trabajó en la escritura de un libro de cuentos para niños, tarea que, por desgracia, abandonó prematuramente. Gracias a las investigaciones que tuvo a bien efectuar un acucioso compilador, hemos podido rescatar algunos de sus hechos y palabras. La muerte le acaeció al ignorado escritor por causas que se revelan en este libro.

Bjørn Gjertsen, profesor de Biología jubilado, exmaestro de escuela primaria de Karl Søndersøn

Anuncios