«Palabras del agua y de la mar», de Julio Santizo Coronado

cropped-white-rosePalabras del agua y de la mar reúne meditaciones y versos libres escritos principalmente en 2011 y 2012. No obstante, hay en él trabajos más antiguos: Escribir, publicado en Diario El Gráfico, de Guatemala, en 1993; o Versos arrancados de la inocencia truncada, de 1985. Este último volvió a las manos del autor, quien nació en 1965, treinta años después de dejarlo marchar junto con algunas cartas y fotografías que una amiga de la juventud conservó todo ese tiempo. Habrá de escribir el lector los versos que a propósito han sido tachados y olvidados por el autor.

El poeta guatemalteco Paolo Guinea prologó la versión original del conjunto, que llamó gentilmente «un manual lleno de fulgor». No pretendió nunca el autor que este fuese un manual de vida. A menudo se sintió tentado a quemar estos papeles. Sin embargo, al contrario de la opinión de quienes transitan en el sentido común de la vida, vio en ellos que sí es posible cambiar y ser feliz a pesar de las acres experiencias del pasado y de las amarguras que trae consigo la vida que nosotros mismos nos labramos.

Nadie está condenado a repetir los errores ni a sumirse en la apatía que causa la desilusión, ni siquiera cuando el desequilibrio anímico crónico le robe la alegría de vivir de cuando en cuando. Aunque el autor expresa con franqueza sus pensamientos inquietantes, e incluso llega a admitir que el dolor que abunda en los corazones sensibles por causa del desdén y la incomprensión no le es ajeno, no se rinde.

Los fluctuantes cambios del estado de ánimo que elevan al maníaco depresivo a las cumbres de la psicosis son más notorios en trabajos de 2012 y 2013 (La palabra que no cesa, Estrépito, Reflejos); para luego ir a la profundidad de Incesto emocional para entonces descender todavía más en Manicomio, escrito en 2014 después de una semana de reclusión en un sanatorio para enfermos mentales, en aislamiento y atado a una camilla durante las primeras dos noches.

Hoy, a quienes conocen al autor se les hace difícil imaginar que este haya ha vivido esas experiencias y algunas más terribles que él suele relatar sin tapujos, ya que a pesar de la abulia y melancolía de la depresión o la aguda insensatez de la manía es feliz gracias a lo que él llama «la clave del contentamiento».

Ediciones del Jazmín

Para descargar el PDF de Palabras del agua y de la mar pulse el siguiente enlace.

2. Palabras del agua y de la mar, 1a. ed. 2016 (Revisión, WordPress, 2018)

Anuncios